¿ERES WACU? No, yo soy un PACO

Hola a todos, me alegro mucho de volver a estar con vosotros. La Navidad, ¿bien o en familia? La campaña de vacunaciones fue fenomenal y me dicen que este año se ha notado, el virus parece menos dañino. A mí lo de las Navidades anticipadas me ha reconfortado mucho, y sobre todo leeros y oíros a los que habéis entrado en el blog o me habéis mandado algún mensaje: qué bien os expresáis, qué bonito lo que habéis escrito, gracias por participar. La entrada del blog fue un éxito, se extendió al otro lado del Atlántico y ya hay seguidores en todo el mundo, no hay más que ver en youtube el vídeo de las reacciones que ha provocado a nivel mundial el anuncio de la lotería de España. Sin duda la demostración más palpable de que mis palabras sobre los peligros de la navidad iban en la buena dirección. Si yo lo sabía, si es que tanta navidad y tanta navidad…..esto tenía que explotar y ya habéis visto, las cabras aturdidas con el anuncio, en la india indigestados, un loco con un cuchillo en Minessota, en Nepal un tío llorando al ver a la Caballé, otro dándole un atragantón a su mejor amigo en plena comida de empresa (éste en Pozuelo), un pobre niño japonés llorando desconsolado, y los dientes de Raphael volando, en fin, devastador anuncio. Donde esté el calvo de la navidad….

Dicho esto, y ya que me voy presentando poco a poco, os tengo que hacer una confesión: soy un pijo, lo reconozco, de los pies a la cabeza, integral, asquerosamente pijo, presumido hasta el vómito, creído, no tengo abuela, creo que incluso hay gente a la que no le caigo bien por eso, o porque aparento ser distante, yo que sé, pero me estoy sincerando y lo tengo que decir. Sin embargo, y modestia aparte, gano en la distancia corta, y detrás de esa imagen hay algo más, que es lo que trato de dar a conocer. Con todo ello quiero deciros que yo no soy un bloguero al uso (a algún conocido le he dicho que tengo un blog y me mira raro, me ha llegado a preguntar que si llevo mochila), ni un moderno, ni un gótico, ni un alternativo, ni un afeitao (quiero decir, un barbudo). Y con esta afición que me ha entrado de bloguear resulta que me enteré que se celebraba en Sevilla, del 15 al 17 de noviembre, el evento denominado Blog España, bajo el lema “disrupción global”, y no se me ocurrió otra cosa que ir, más que nada por aprender. Esto no lo sabe ni mi mujer. Yo, acostumbrado a asistir a mis habituales conferencias de abogados, coloquios, mesas redondas, todo ello en salones o círculos reducidos, de pronto aparecí en el Palacio de Exposiciones y Congresos, a apuntarme, y al llegar una larga cola aguardaba: se habían apuntado 3.000 blogueros. Sin duda la “disrupción global” tiene tirón. Por un momento pensé en irme, pero me podía la curiosidad y me quedé. De pronto, la larga cola se volvió hacia mí: una suerte o mezcla de …….(que cada uno describa lo que quiera) mirando a un pijo vestido de traje azul de S, corbata de L, gemelos de H, mini gafas colgantes azules, reloj H y zapatos L y camisa blanca con AR. No sigo y no os canso: salí corriendo y ahí acabó mi presencia en el congreso bloguero. Tres minutos.

Regresé a mi despacho con una mezcla de desazón y coraje, y me sentí cobarde por no haberme quedado, pues en el fondo me pudo mi lado malo o ese falso pijerío que no deja que aflore lo que de verdad soy, que obviamente no es eso (o al menos eso espero). Desde entonces tengo la espinita clavada de haberme perdido el congreso de blogueros, y no he parado de darle vueltas a la necesidad de compatibilizar todo lo que es uno, sin que determinados aspectos de nuestra personalidad o forma de ser puedan eclipsar ni cortapisar a otros. Al final he llegado a la conclusión de que se trata, en primer lugar, de aceptarnos como somos, de querernos como somos (si no nos queremos difícilmente nos van a querer los demás), y luego dejar que cada aspecto de nuestra personalidad se muestre en su plenitud, sin vergüenzas, potenciándolo al máximo. Lógicamente en el proceso de aceptarnos como somos hemos de ser críticos y cambiar aquello que lo requiera, pero una vez hechos los retoques precisos, tenemos que poner a funcionar todos los aspectos de nuestra personalidad al 100%, y en la puesta en escena de todos ellos, sin miedos y con valentía, saldremos reforzados. No está el mundo como para que escondamos lo bueno que tenemos. Aunque sea poco, hay que sacarlo todo. Y todos los días. Y sin miedo, con valentía.

¿Que somos cristianos, católicos o papistas? Pues lo decimos, ¿Y qué? ¿Que nos gusta lo bueno? Pues también se dice, no pasa nada. ¿Que soy un pijo? Dicho está, y no se ha caído el mundo ¿Que me gusta ayudar a los demás? Ya lo sabeis, solo estoy esperando a que me pidáis ayuda. ¿Que en el fondo me quiero sentar con los blogueros en su congreso? Pues se dice, Y SE HACE. ¿Que hacer y decir todo eso no es convencional? Pues se acabó el convencionalismo, coño: se dice y se hace. Porque estamos aquí de paso, porque la vida es muy corta, porque hay que aprovecharla, y porque no podemos guardarnos los tesoros que llevamos dentro para abrirlos en un futuro, en un acto de egoísmo insolidario, cuando ya no sirvan para nada. A veces, de tanto soñar el futuro se nos olvida el presente.

Y porque ya está bien de besos aplazados, que se nos va la vida en gilipolleces. 

Y en ese proceso de quitarme la espinita, de aceptarnos y querernos como somos y de rentabilizar todos los aspectos de nuestra personalidad, me encontraba en una librería cuando, por casualidad, cayó en mis manos la estupidez más esférica que he visto en mi vida, y voy para los 50: un libro titulado “Wacu Girls”, 288 páginas, que ha cambiado mi vida. Lo reconozco y lo confieso. Este libro es la historia de cuatro chicas (podían ser chicos, eh?) que, por su forma de ser, estar y vivir, se definen como W.A.C.U., que es el acrónimo de  World, Ambitius, Cool & Unique, términos que traducidos al román paladino significan chicas de mundo, ambiciosas, a la moda y únicas. Las wacu girls no tienen edad y no entienden de fronteras. Ah, y algo importante, una wacu se hace, no nace. Yo disiento de esta última afirmación porque para ser wacu o lo eres de nacimiento o es imposible que lo consigas incluso con un master, he llegado a la conclusión que es una patologia. Y grave. El libro es empalagoso, plano y te resumo sus claves: su protagonista, Casilda, es una niña pija que pasa el verano en París haciendo unas prácticas de moda antes de decidir qué hacer con su vida. Compleja y enriquecedora trama. Las descripciones alcanzan tal altura literaria que hay un momento en que no sabes si estás en el libro o leyendo el Vogue. Casi levito. Echo en falta, al final, un índice onomástico, muy necesario, dada la cantidad de menciones a lugares “it”, marcas de ropa y diseñadores. La gran difusión del libro ha dado lugar a que se acuñen nuevos términos tales como wacupost, wacurubias, wacufabs (de fabulosas) o wacucebs (de celebrities). Y acabo de descubrir, primicia, que ya hay una segunda parte, titulada “Cuando el tiempo hace tic tac”. Esto huele a trilogía, que tiemble Grey.

Respecto a su autora, cuyo nombre me niego a escribir, baste decir que en una entrevista reciente explicaba que ella usaba dos sillas, una para ella y otra para su bolso, y la entrevistadora (otra wacu, seguro) afirmaba haberse sentido tan identificada con ese gesto que…”al fin y al cabo son los gestos los que nos hacen únicas”. Confieso que semejante aserto me ha emocionado (¿seré ya un wacu?). He buceado a ver qué biografía hay detrás de esa obra cumbre y encima he descubierto que…es bloguera (lo que me faltaba). En uno de sus últimos wacupost, sobre el Rastrillo, se puede leer: “El estilo es saber llevar bien una prenda, conseguir hacer de un “look” el conjunto perfecto según las particularidades de uno mismo…… en estos tiempos en los que la unión hace la fuerza, toca asociarse y ser solidarios, una tendencia que siempre se lleva.” Es que la leo y me veo, qué química, que trascendencia, sólo le falta escribir en latín, es que me ha quitado las palabras de la boca.

Decía que este libro ha cambiado mi vida porque definitivamente me ha abierto los ojos y ha apuntalado los pensamientos que empecé a esbozar cuando huí de los blogueros. Mi autocriticado pijerío, al lado de las wacu, me hace sentirme un misionero, me acabo de dar cuenta que mis peores sentimientos son buenos y, sobre todo, que después de que alguien haya inventado lo del mundo wacu, y esa especie de capitalismo imbécil y ordinario (ya hasta Belén Esteban escribe un libro), no hay que esconder absolutamente nada de lo que uno tiene o piensa, hay que mostrarse tal cual, sin miedos ni temores, sin convencionalismo, y decir y hacer con valentía. Después de conocer a un wacu, no puede haber nada peor ni más falso, y me he dado cuenta que hacen falta muchos wacus en este mundo para que los que no lo son, que son muchos, saquen lo mejor de ellos y conviertan sus vidas en paisajes mejores y más habitables.

Por eso yo, desde hoy, y con la cabeza muy alta voy a ser un PACO, acrónimo de Pijo Anti Capitalismo Ordinario, porque aún siendo pijo, y no renuncio a ello, la acepción cambia y se vuelve positiva, y tengo otros valores que soy consciente que debo aflorar a diario, en igualdad con el resto de mis capacidades, y con valentía, y por ello me convertiré en activista de este movimiento, promoviendo que seamos solidarios. Por eso detesto esa clase de capitalismo ordinario que nos invade y nos hace ser peores. Y no me avergüenzo de decirlo porque si buscamos lo bueno de las cosas nunca fracasaremos. Un PACO nace, pero también se hace, nunca tiene edad y desde luego que no entiende de fronteras. Tu puedes ser un PACO, ¿te apuntas? Al igual que el movimiento Movember, propongo humildemente que creemos el movimiento SOY UN PACO, por ejemplo poniéndolo desde hoy hasta el 13 de Enero (fecha de la próxima entrada del blog) como perfil en vuestros móviles, o en la línea de estado. Y si alguien fuera capaz de dibujarlo o escribirlo bonito para que saliera en la foto del perfil de los wasaps, entonces lo bordamos. Se admiten sugerencias

Y cuando la gente nos pregunte qué es eso, simplemente decirles que es un movimiento para sacar lo mejor de nosotros mismos, sin miedos, para sacar tesoros escondidos y compartirlos y, sobre todo, para no volver a aplazar jamás ni un solo beso…

Brindo porque no dejemos nunca de reírnos de nosotros mismos, y para que descubramos qué era eso de la disrupción global.

 

13 pensamientos en “¿ERES WACU? No, yo soy un PACO

  1. Querido amigo y líder del incipiente movimiento disruptivo P.A.C.O.:
    Sin duda, por su sinceridad, transparencia, intención, sentido del humor y del amor, considero ésta tu mejor entrada desde que te convertiste en decidido “bloguero”. Me he divertido leyéndola y me ha inyectado ganas de ser yo y seguir siendo yo, e incluso “un mejor yo”.
    Admiro tu capacidad de autoanalizarte, aceptarte, quererte y la valentía de expresarlo y compartirlo abiertamente. Hay aspectos que nos preocupan (o no) sobre todo por la reacción que puede provocar en los demás: el temor al rechazo. Seguramente, en aquel encuentro de blogueros, supongo que con predominio de jóvenes amantes de las nuevas tecnologías, de aspecto informal e indumentaria “casual”, te pudo el “miedo” a lo que pudieran pensar de tí. Un hombre de mediana edad y pijo… Una especie de intruso. En el fondo temías que te juzgaran por tu aspecto…miles de personas a las que no les gustaría que los juzgaran por su aspecto. Entonces, uno huye del conflicto. Luego, se siente cobarde y lamenta haberse privado de una interesante experiencia por unos miedos absolutamente injustificados.
    Sobre las WACU, pues un producto tontorrón más en la línea de “Sexo en Nueva York” supongo. No me suscita gran interés. Chicas ambiciosas, a la moda, etc… Para el anecdotario tontorrón de la postmodernidad mediática. No creo que nos libremos de la película en un futuro cercano porque “eso es así”. Me tira más el conflicto, la sensibilidad, lo verosímil, lo doloroso del ser humano. Como ese pijo de cuarenta y tantos que en un milisegundo duda y ha de decidir si se queda o se va de un sitio en el que se siente fuera de lugar… El arrepentimiento después de irse… La decidida intención de aprender de lo vivido…
    Yo también soy un P.A.C.O.
    Un abrazo y enhorabuena.

  2. MI QUERIDO Y ADMIRADO ” PACOARMANDO” DE LOS PACO DE TODA LA VIDA.

    TE LLAMO QUERIDO POR EL APRECIO QUE EN POCOS AÑOS YA TE TENGO TANTO A TÍ COMO A LOS TUYOS Y ADMIRADO PORQUE EN VERDAD ESTOY GRATAMENTE SORPRENDIDO DE LA FACILIDAD QUE TIENES PARA SIN EXPERIENCIA ALGUNA ,( AL MENOS QUE YO SEPA) TE LANCES A LA CREACIÓN DE UN BLOG Y LO HAGAS TAN COJONUDAMENTE BIEN.

    LA FORMA DE DESNUDAR TU PERSONALIDAD ANTE TUS SEGUIDORES Y SEGUIDORAS ME HA PARECIDO IMPECABLE Y DE UNA SUTILEZA PROPIA DE UN ESCRITOR EN CIERNES.

    LA FORMA DE CONTAR TU EXPERIENCIA EN EL CONGRESO DE BLOGUEROS HA SIDO MAGNIFICA SIN DUDA ALGUNA.

    ESTOY MUY SATISFECHO DE SER VECINO DE UN FUTURO CRACK EN ESTAS LIDES BLOGUERAS.

    DESDE LUEGO QUE UN SERVIDOR SEGUIRÁ FIELMENTE CADA ENTREGA EN EL BLOG DE “PACOARMANDO”

    UN ABRAZO
    JOSE LUIS MUÑOZ

  3. Hola Armando, divertido, bien escrito, y sincero, fundamentalmente sincero. Esto, en síntesis, es lo que me ha parecido tu artículo ( se llama así?, me declaro ignorante en cuanto a terminología blogera)
    Me encanta la escena que describes en esa cola , supongo que abarrotada de jóvenes, modernos y exentos de gemelos ( me refiero alos de los puños de las camisas, claro). Y ahí, a mi juicio,radica el problema de esta sociedad nuestra. Es que nadie q lleva corbatas L, trajes S, camisas con iniciales o bolsos LV, zapatos P y manicuras perfectas, esta interesado en blogs???
    Nos empeñamos en fabricar imágenes que encajen con modelos de pensamiento, filosofías de vda, creencias religiosas, políticas, etc. Y yo, me resisto!! Cada vez estoy más en contra de etiquetas, piezas que aparentemente encajan a la perfección y coherencias hipócritas que son todo menos coherentes.
    Es por eso que no soy ni wacu, ni paco. Me gustan muchas de las cosas materiales que llevan iniciales conocidas, me gustan los buenos hoteles, la buena vida y la suerte de poder ofrecer a mis hijos una educación extraordinaria y cara. Y no me gusta que esta vida es muy injusta, recuerdas mi comentario de esta mañana?, que creamos que por hacer buenas obras, ser caritativos y políticamente correctos, podemos justificar nuestras locuras consumistas.
    En fin, dear, tu me diras…que soy yo, aparte de seguidora incondicional de mis amigos blogeros?

  4. Hola!

    Me podias haber avisado para ir juntos a ese congreso, hermano. Pero de otra forma hombre!. Hay que mimetizarse con el ambiente. No iriamos ni de wacu ni de paco, sino de Pelo Erizado Indignado con Twitter y Ordenador, o sea de PEPITO!

    Y esos blogueros dirían, ¡mira esos dos Pepitos¡ los hackeamos o los retwiteamos!

    Como hice en tu ultima entrada o Post, vamos a utilizar terminos blogueros, te voy a regalar una historia que no pondré en el mio, http://www.elsiglo22.com, un poco de publicidad no viene mal. Y eso será una costumbre. Tu nos regalas tu alegría y yo te regalo una historia.

    En este caso es un proverbio chino que dice. “Si quieres felicidad un rato, tómate una copa. Si quieres felicidad unos años, échate una novia. Pero si quieres felicidad toda una vida, hazte jardinero” La verdadera felicidad es cuidar tu jardin, lo que cada uno considere por su jardin, con mimo, delicadeza y de forma constante. Lo sencillo siempre es lo más sublime.

    Voy a enlazar, linkar en términos blogueros, tu post con el de la Waku. Si consigues traspasar algunos de sus seguidores, pues todo un éxito e inundarás el mundo de Pacos.

    Entre esta entrada y la anterior, me lo estás poniendo fácil para tu regalo de reyes. Ya casi no necesito la carta. Desde la indumentaria para el próximo congreso de blogueros, hasta un kit navideño para el verano, sin olvidarme del disco de Encarnita Polo, ese que decía, “Paco, Paco,Paco, que te llaman Paco Paco Paco…”

    Un beso

  5. Felicidades valiente por mostrarte tal cual !!
    Qué buenos momentos nos ofreces aunque no te veamos el pelo…
    Dont give up!
    Bs

  6. Querido hijo: No estoy convencido de que seas tan ” pijo ” como te calificas. Sin embargo el decir las cosas positivas con la cara alta y sinceramente es una virtud. Mamá lo ha leído y le ha gustado, creyendo que efectivamente hay que aceptarnos como somos, sin complejos. Besazos para los cuatro.

  7. Buenas Noches Armando. Entre tú y yo…..estaba deseando que llegara el día de tu nuevo blog. Los leídos hasta ahora me habían encantado y habían provocado ciertas reflexiones y agitaciones mentales que me resultaron cuanto menos provocadoras. Una vez más, me has confirmado que la presencia y la espera de tus sinceras reflexiones, merecen la pena. Tocas un tema muy importante e interesante: Somos lo que parecemos o nos esforzamos por parecer aquello que no somos.? Qué desgaste estar todo el día queriendo parecer otro……….o por el contrario…….merece la pena ser sincero con uno mismo y defender y luchar por esa natural esencia que para muchos puede parecer un martirio pero que para nosotros debería ser lo más importante y relevante: no engañarnos a nosotros mismos. Cada uno es de su padre y de su madre, se siente de una manera y le gusta ir con un estilo u otro. Cuál es el problema? La sociedad que nos rodea?. Nos vamos definiendo según lo que quieran los demás o somos conscientes de que lo más importante es no engañarnos a nosotros mismos? Considero que tocas un tema muy sensible pero especial. Te seguiré observando y espero que continúes agitando esos corazones y almas que desean ser ellos mismos.

    Un abrazo.

  8. Querido Armando, impresionada con tu blog!!! Me ha entretenido su lectura y me ha resultado extremadamente sincero (totalmente de acuerdo con Rosa en esto). Enhorabuena por eso, me parece muy valiente llegar a expresar tanto sentimiento en un medio tan público.
    Mucha suerte con tus próximas entregas y ahí estaré, pendiente de ellas.

  9. Hola Armando: Como ya te manifesté en mi anterior comentario, me sigues sorprendiendo.¡ Que bueno es pararse y mirar el interior !! Para así podernos aceptar como somos. Yo coincido con tu padre no te veo tan “pijo” claro que quizás mis ojos te siguen viendo llamándome “zozón” y sigues siendo el primer niño de la familia…… que ye creció…. y nos ayuda a todos aún en la distancia. Gracias por tu generosidad, sinceridad y valentía . Me consta que Jorge te sigue y coincide con migo en lo arriesgado y valiente que eres. Sigue así nos gustas. Besos para los cuatro

  10. Ni Wacu, ni Paco.

    Hola Armando, nunca sé por donde empezar y tampoco, por donde terminar. Esa falta de orden, de caos, ese principio filosófico que rige la vida, a menudo hace que aprecie profundamente la melodía que me van ofreciendo los demás cuando recorro una senda y voy haciendo mi propio camino.

    En éste, miro, observo, me transformo, me mimetizo e intento descubrir todo aquella esencia oculta que esconden las personas detrás de su marco. Es en esa esencia, en esa búsqueda de la verdad permanente, en donde me recreo, en donde me sumerjo, en donde me realizo, dejando fluir mis sensaciones, mis pensamientos, estableciendo conexiones de amistad profundas, verdaderas y duraderas.

    Nunca me ha interesado lo que proyecta el ser, pero sí el ser. Me gusta el yo y no su proyección. Me gusta lo que permanece, no lo que es efímero. Es así como siento y me siento, también siento así a todos mis amigos.

    Y así es como te siento a tí, querido amigo Armando, desnudo, en esencia………..ante todo, como una Buena Persona.

    Gracias por compartir. Un fuerte abrazo. Feliz Navidad!!

  11. Hola primo . No se por donde empezar, pero ya me ira saliendo,
    como hoy es 24, aprovecho para felicitaros estas fiestas y decirte que soy una fan tuya, que me encanta y te sigo aunque no conteste, pues ya sabes lo que pienso de estas fechas.
    No veas como lo gozo leyendo tu blog, sí eres un Pijo, pero no distante, y te has abierto en canal, creo que le caes bien pero muy bien a todo el que te conoce y lo importante es lo que eres, no importa la profesión que tengas o lo que estudiaste, lo importante es lo que hay en tu corazón, no descalificas a ningún ser, pues todos tienen algo que enseñar y todos algo que aprender y la humildad que tienes no es sinónimo de pobreza sino de calidad de persona. Ahhhh yo soy Paco.
    Te deseo que el viaje en tu tren para el año que viene, sea mejor cada día, cosechando éxitos y dando mucho Amor, y sobre todo dándole gracias a Dios por el camino que has recorrido.
    Qería mandarte algo super especial esta Navidad pero tuve un problema——¿como envolver un Abrazo y un Besote?
    para Yoyo, Martina, Armandito y para ti

  12. Armando, he leído tu blog y estoy gratamente sorprendido.
    Imaginaba que dentro de esa cabeza engominada había pensamientos independientes y con miras de cambiar cosas, pero lo has sembrao..
    Pijo no hombre, yo lo calificaría como un tío elegante.
    Los blogueros se giraron porque en el fondo todos querían ser PACO.
    Enhorabuena y continúa con el camino que llevas en este mundo cibernético que de seguro te dará muchas alegrías.
    Un abrazo.

  13. Querido amigo, ni me siento Wacu ni Paco, pero admiro tu interes por darte a conocer a los demas. Cuando alguien da el paso de generar un foro de reflexion en torno a su persona, opiniones y sentimientos me resulta de admiracion.
    De todos modos me hago una pregunta , que se entiende por pijo?
    Abrazo fuerte!!

Responder a Rosa Pardal Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *