AISLADO

IMG_7319Ante todo, disculpad el retraso en mi entrada, le da a uno por pintar cuadros y se le acumula el trabajo. Tengo por ahí uno de la Feria, que no acabo de rematarlo, y os tengo que contar un sueño que he tenido….ese a lo mejor os lo cuento antes, no vaya a ser que se me olviden las sensaciones. Disculpad también porque me escribís comentarios y no os respondo, y la verdad es que lo menos que se merecen es una respuesta. Vayan por delante mis agradecimientos, de verdad. Mi mayor ilusión es cuando alguien me dice que me ha leido. Sin embargo, hoy he apartado todo eso y he decidido contaros una historia real, que nos aconteció a mis hijos y a mí este verano. No es original la publicación porque antes ya ha aparecido escrita en otro foro, pero quería transcribirla tal cual. Lo que cuento ha ocurrido tal cual, yo sólo me limito a escribirlo y contarlo. Hay veces en que uno tiene que atreverse a hacer las cosas. Esta es la historia:

El pasado 26 de Agosto de 2.013 el periodista y aventurero Quico Taronji partió en Kayak desde Sotogrande, en solitario, con objeto de batir un record mundial de navegación en solitario desde Algeciras a Estambul, 2.400 millas naúticas. Para no entrar en más detalles, la aventura la podeis seguir en la web www.aislado.es

Aquel día mis hijos Armando y Martina, de 8 y 5 años de edad, se encontraban conmigo, a punto de iniciar el mayor sus clases de vela, como todos los días, cuando contemplamos el revuelo que había en la playa de los catamaranes de Sotogrande, pues desde allí mismo partía Quico, iniciando su aventura. Como se trataba de algo no excesivamente popular allí se habían congregado algunos medios de comunicación, la expedición de apoyo, amigos, aficionados al mar y, sobre todo, la familia de Quico, en especial sus emocionados padres.

Los niños de clase de vela enarbolaron sus optimist para acompañar a Quico en su partida, y mi hija Martina y yo nos quedamos contemplando los últimos preparativos antes de la partida. Había en el ambiente un clima agradable y emocionante, un hombre solo se enfrentaría a los peligros del mar, y allí estaban sus padres y sus seres queridos dándole su apoyo. De repente, y como por intuición o Dios sabe por qué, me acordé que siempre llevo en la cartera una estampa de la Virgen de la Paz, a cuya sombra me bauticé, me crié, me hice Hermano, junto a mi familia, y sigo siempre a sus pies. Y sin pensármelo la saqué, y le dije a mi hija Martina que se la diera a Quico, y esta fue la conversación:

– Quico, perdona, no se si eres creyente o no pero mi hija quiere darte esta estampita de la Virgen de la Paz para que te acompañe en tu travesía.

– Por supuesto que sí, gracias, la llevaré conmigo.

– Pero queremos ponerte una condición, y es que nos la devuelvas cuando llegues a Estambul y regreses a España. Será la mejor prueba de que habrás conseguido tu meta y habrás sobrevivido.

– De acuerdo, trato hecho, a mi vuelta os la daré, nada me gustaría más.

Nos hicimos una fotos, le dio varios besos a Martina y su madre se emocionó, incluso se hizo otra foto con mi hija. Todos los reporteros asistentes inmortalizaron el momento. Uno de ellos, en un gesto tópico, comentó que era la Macarena, pero otro, un fotógrafo, le interrumpió y le dijo que no, que era la Virgen de la Paz del Porvenir, de Sevilla. Todo fue tan rápido que ni siquiera pude preguntarle quién era y por qué lo sabía, pues en un momento desapareció.

Quico inició su aventura y nosotros desde aquel dia lo seguimos a través de su web y del chat que hay en la misma, donde podréis encontrar nuestros mensajes y la respuesta de Quico cuando arribaba a puerto.

El 11 de noviembre, cuando ya había recorrido 1.000 millas (1.800 kilómetros), y a la altura de las costas tunecinas, Quico naufragó, víctima de un temporal con olas gigantes que destrozaron su embarcación por completo. Durante unas ocho horas anduvo a la deriva, perdido, incomunicado y vapuleado por las olas, hasta que apareció moribundo en una playa de Túnez, donde fue encontrado por gente del lugar. Ahí acabó su aventura.

De regreso a España, fue entrevistado en Tele 5 en el programa de Ana Rosa Quintana, donde contó su aventura e hizo alusión a Martina y a la estampita de la Virgen de la Paz. No pude verlo pero alguien me informó, por lo que tras unas gestiones pude contactar personalmente con Quico, e intercambiar unos mensajes vía móvil.

Lo que os cuento pone los pelos de punta, y a mí se me sigue haciendo un nudo en la garganta cuando lo recuerdo: la estampita de la Virgen de la Paz llegó con él a Túnez, junto a las escasas pertenencias que sobrevivieron al naufragio, y la sigue conservando. Nos ha prometido que cuando venga a Sevilla irá a visitarla en la Iglesia, y por supuesto no nos ha devuelto la estampa.

Esta historia se publicó por primera vez en el Boletín de la Hermandad de la Paz, de Febrero de 2014, bajo el título “A solas con la Virgen de la Paz”

¿Qué hubiera pasado si no nos hubiéramos atrevido a darle a Quico la estampita de la Virgen? La historia no hubiera sido la misma, sin duda. Fijaros la capacidad y el poder que tenemos de poder cambiar la historia y el destino, sólo con un gesto.

Dios existe, no lo dudéis, y lo tenemos cerca.

Y otra cosa…………sólo es imposible lo que no se intenta. A veces las historias no se fraguan en el final, sino en el principio. Por eso tan importante como acabar una cosa es empezarla. Empieza hoy algo, lo que sea, pon la primera piedra, lo mejor está por llegar.  

Feliz mes de Mayo

6 pensamientos en “AISLADO

  1. Hola de nuevo y otra vez enhorabuena!

    No por conocida, esta historia pone los peleo de punta y merecía un sitio en tu blog. y totalmente de acuerdo con el final. “El inicio del mañana es hoy” hay que intentar lo que te propongas desde ya.

    Buen corolario, sin duda.

    Sigue escribiendo y te seguiremos siguiendo, sin importar que no contestes, pues los que contestamos sabemos que es solo por falta de algo muy importante en nuestra vidas: El tiempo.

    Un abrazo.

  2. Gracias …… De verdad….. Gracias por hacernos partícipes de tus pensamientos de tus vivencias …. De tu pluma….. Gracias!!! Consigues hacernos ver que todo tiene un porque ….. Y que merece la pena ….. GRACIAS te espero …

  3. Magnifica historia. Gracias. La Fe también se trasmite con experiencias tan entrañables como esta.Leerte es un lujo y compartir tu amistad, un valor seguro…..Un fuerte abrazo.

    PD: ¿Podras venirte este proximo viernes a tomarte un arroz a La Revuelta…..?

  4. Gracias Armando, ¡¡ bonita historia ¡¡
    Y he seguido tu consejo…. hasta ahora me resistia a estar en las redes sociales, pero he dado el paso y me acabo de dar de alta en twitter, mi primera piedra ….así que me tenéis en: @manuelramosol
    Saludos

  5. Hola Armando,
    Sigues comunicando como nadie. Tus palabras son pinceladas de realidad y de vivencias que traspiran sensaciones y reflejos de una existencia no vivida pero que te hacen palparla como real. Asusta la experiencia comentada pero asegura el sentimiento de aquellos que pensamos que el que la sigue la consigue……No hay nada imposible…..solo hay que proponérselo. Muchas gracias por estar ahí.
    Un abrazo

  6. Querido Armando,
    Siento no haber participado hasta ahora en tu blog, a pesar de que me encanta leerte, no sólo por lo que cuentas sino por cómo lo cuenta. Quizás parezca algo egoísta, teniendo en cuenta lo que tú nos aportas pero no creo estar a la “altura”.
    La historia es preciosa, como bien dices, pone los pelos de punta.
    Y tu aportación, tu consejo de empezar hoy un nuevo reto, un nuevo proyecto, vamos plantearse cada día una nueva meta es enseñarnos a inyectarnos a nosotros mismos la ilusión por la vida.

    Muchas gracias, Armando.
    Besos a todos
    P. D.: sigue escribiendo, pero nunca dejes la pintura el color sube el espíritu, anima

Responder a Cristina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *